Sobre mi enfermedad

La variedad que yo tengo se llama psoriasis en gotas y es común en la gente joven. Probablemente un día derive en otra forma de psoriasis como en placas. Se llama en gotas porque aparecen gotas rojas en la piel que son las plaquitas de psoriasis. Según la época, el tratamiento y mil factores las gotas se ven más (están mas rojas) o menos. No duelen pero a veces pican. Además son muy visibles. Todo el mundo te pregunta qué es lo que tienes en la espalda.

En mi caso las tengo en la parte superior de la espalda, cuello y hombros.En verano, con la piel más moren se notan menos. Suelen empeorar si me quemo la espalda, aunque el sol y la playa parecen irles bien. Pican cuando la piel esta seca o se están desescamando. En ocasiones es posible hacerse herida tras rascarse, tras lo cual suele aparecer una placa más gruesa en ese punto. En general, cuando me hago una herida en la zona, suele aparecer después una pequeña placa de psoriasis. También empeoran con cierta ropa y he tenido que deshacerme de algún jersey por este motivo.

Suelo ir al dermatólogo cada 6 mese para ver que tal están y si hay que cambiar el tratamiento o no. Mi impresión es que, como no es una enfermedad que dañe mucho a la salud, no le hacen demasiado caso salvo casos muy graves. Por eos mismo, los tratamientos no es que sean muy efectivos. En otra entrada contaré los tratamientos que he ido probando.

El primer encuentro entre la psoriasis y yo

Hace ya 7 años desde la visita al dermatólogo en la que me diagnosticaron psorasis y posiblemente 1 más desde que comencé a sufrirla. En mi caso comenzó en el cuero cabelludo y en un principio era tan leve y yo desconocía tanto acerca de la enfermedad que apenas identifiqué nada extraño.

Tenia 15 años y empecé a notar que tenía caspa (nunca había tenido). Mis padres me compraron un anti-caspa y aparentemente se solucionó. También me apareció una pequeña escama en el párpado a la que no di mucha importancia y al poco desapareció. Yo entonces no lo sabía, pero estaba estaba comenzando mi primer brote de psoriasis. No identifiqué que algo extraño estaba pasando hasta que una pequeña placa apareció en mi axila. Lo comenté en mi casa, pensamos en ir al médico pero entonces llegó el verano y gracias al efecto de la playa desaparecieron los síntomas.

No fue hasta el año siguiente, cuando volvieron las placas, esta vez para quedarse. Aparecieron por los hombros, espalda y cuello y entonces decidimos ir al dermatólogo. Me diagnosticaron con prosiaris en guttata y me mandaron una pomada. No noté ningún efecto hasta el siguiente verano en la playa, donde pese a mi vergüenza por mostrar mi cuerpo, la enfermedad volvió a remitir temporalmente.

Desde entonces llevo 7 años de tratamientos, médicos, pruebas y experimentos. Caídas y subidas. Ciclos aleatorios. Batalla tras batalla contra la enfermedad.

Fuentes: Ecopsoriasis: http://www.ecopsoriasis.com